¿Te apetece librarte del estrés y la ansiedad por un momento? Quédate conmigo y te cuento mis trucos diarios.

¿A qué tú también querrías poder teletransportarte de vez en cuando a una isla paradisíaca y dejar atrás el estrés cotidiano?

Lo se, a mi me pasa a diario. El ritmo de vida que llevamos es más ajetreado de la cuenta y nos termina pasando factura. 

A mi me llevó en su momento, sumado a otras cuestiones, a sufrir fibromialgia. Así que es un tema que intento tomarme en serio. Ya que en cuanto me estreso un poco más de la cuenta, aflora algún síntoma de forma aíslada.

¿Lo bueno? Que yo aprendí a escucharme y cuanto noto lo más mínimo freno, analizo y recapacito.

Otro día, si te apetece, te cuento cuáles son mis claves para detectar cuando he de parar (déjamelo en comentarios). Pero hoy lo que quiero contarte, son aquellos pequeños gestos que se pueden integrar en nuestra rutina diaria y que pueden salvarte de sufrir un colapso, crisis y/o enfermedad, derivados del estrés.

coffee-1032938

RESPIRA

Está científicamente probado que respirar profundamente durante unos segundos te trae al presente y te hace dejar de pensar en otras cosas.

Por lo que cuando no puedas más, párate un minuto, respira hondo y concéntrate en pensar como entra y sale el aire por tu nariz.

laughter-1809858

RÍETE

¡Como lo lees! Cuando estés hasta los mismísimos…. ejem ejem… primero sonríe y luego, si puedes, ríete, y si puedes más, a carcajadas.

Aunque no tengas motivo. Se activarán determinados neurotransmisores en tu cerebro asociados a la felicidad. Y podrás mirar las cosas desde otra perspectiva.

girls-462072

DESAHÓGATE 

¿Te sientes mal? ¿No puedes con la situación? ¿Te entran ganas de estrangular a alguien? 

Antes de que tus emociones te jueguen una mala pasada y tengas que arrepentirte de hacer o decir determinadas cosas, prueba a hablarlas con otra persona de tu confianza que no tenga nada que ver con el asunto. 

Por un lado te ayudará a canalizar tus emociones y sentimientos, y por otro, podrás tener otro punto de vista.

¿Verdad que son todas factibles casi en cualquier momento?

¿Verdad que son sencillas de llevar a cabo?

Y ahora sinceridad ¿Cuántas veces lo haces y cuántas otras explotas porque la presión es inaguantable?

Cuéntame tus trucos para cuando estás “Al borde de un ataque de nervios”

Un besazo y nos vemos el el próximo post