yoga 

 El tema de hoy es un tanto controvertido, pero eso no quita la importancia que tiene para la salud. 

Otro punto importante del padecimiento de la fibromialgia es la sensación de incomprensión, de soledad en muchos momentos, de que no recibes lo que mereces, y en el post lo que quiero ofrecerte es algunas opciones que puedes llevar a cabo para mejorar en este sentido.

El ritmo de vida que nos han marcado las creencias aprendidas y la sociedad nos han alejado de nuestra esencia y ese alejamiento atrae la enfermedad, porque si algo tengo claro a día de hoy es que estamos aquí para desarrollarnos como seres únicos y perfectos, fuera de todos los cánones que se nos han impuesto desde pequeñas.

Ya me has leído en ocasiones anteriores hablarte sobre el ritmo de vida que llevaba cuando enfermé, me autoimponía un montón de obligaciones, estaba siempre que me llamaban, buscaba que los demás estuvieran bien, porque creía que así obtenía reconocimiento y amor, me implicaba en todo aquello para lo que me solicitaban, ya fueran temas laborales, sociales o personales. ¿Pero sabes qué pasó? Que en ese tiempo me fui olvidando de mí, de mis necesidades, de qué era lo que yo quería.

Si quieres volver a conectar con tu yo interior, con la parte más espiritual, con tu esencia, tienes que dedicarte tiempo de calidad, tienes que pasar tiempo contigo misma, darte mimos, pasar tiempo en silencio, dar un paseo de reflexión, disfrutar de un baño, lo que sea que te guste, pero que te permita poner en orden tu vida y hacer cosas que a ti te guste y que sean en beneficio propio.

Meditar es una forma maravillosa de hacerlo también, pero si no tienes oportunidad, al menos regálate cada día unos minutos para ti.

Piensa si te dedicas a lo que te gusta, si te rodeas de personas que te hacen feliz, si la vida que llevas es la que desearías llevar, si te alimentas con amor, si estás cumpliendo tus sueños. 

Otra forma de hacerlo es escribir un diario, ese será tu momento con tu mejor amiga, que eres tu misma.

O por ejemplo, ponerte una música relajante, cerrar los ojos y disfrutar de ella sin pensar. 

Cualquiera de las opciones que te comento te ayudarán a ir encontrándote, te ayudarán a quererte más y por lo tanto, a ser más feliz, porque no sentirás que lo das todo por los demás y que no recibes nada a cambio.

Entonces… ¿qué me dices? ¿Estás dispuesta a quererte como te mereces?

Si tienes alguna duda, ya sabes, pregunta lo que necesites.

Si te ha gustado, por favor comparte.

Deja tus comentarios, me encantará leerte.

Si no quieres perderte nada de lo que voy contando cada semana no olvides suscribirte al blog.

Un besazo

Sandra

Sandra González Murga

Soy Sandra, ayudo a personas con fibromialgia a recuperar su vida y su alegría, a través de coaching emocional, nutricional y desarrollo personal. Puedes descargar gratis mi "Menú diario para ganar a la Fibromialgia" para nutrir tu cuerpo y tu salud.

More Posts - Facebook