Antes de nada quiero pediros perdón porque el fin de semana no colgué ningún post, y es que llevo unos meses que estoy hasta arriba entre unas cosas y otras y el fin de semana pasado me fui de retiro a desconectar de todo y conectar conmigo misma, para afrontar esta semana, que se preveía y está siendo muy intensa.

También quiero daros las gracias por estar ahí apoyándome y leyéndome. Soy muy afortunada porque quieran contar conmigo y  poder implicarme en proyectos importantes para mí.

Y ahora si, voy a dar paso a la receta.

Esta semana en consulta han coincidido varias personas que no han probado nunca la coliflor porque creen que no les va a gustar, o porque no les gusta el olor que desprende al cocinarse. Y me da una pena!!! Porque realmente es un vegetal que pega con todo, está buenísima y además tiene muy pocas calorías, por lo que es estupenda para todas aquellas personas que quieren perder unos kilitos de cara al verano.

También es un potente antioxidante, que nos ayuda a mantenernos jóvenes. Previene algunos tipos de cánceres. Es antiinflamatoria. Rica en vitaminas del complejo B y protege en corazón, entre otras propiedades.

A mi me encanta al vapor, sólo con una pizca de sal, aceite y vinagre, como acompañamiento de cualquier otro plato o como plato único. Pero como lo que quiero es que guste a mientras más gente mejor, he optado por hacer una salsa.

Coliflor con bechamel ligera de pimiento

¿Qué necesitamos para esta receta?

– 1 coliflor.

– 2 cebollas.

– Aceite de oliva virgen extra.

– Sal marina o sal del Himalaya.

-1/2 cucharada sopera de harina de maíz.

– Nuez moscada.

– Pimienta negra.

– 1/4 pimiento rojo.

– Eneldo.

Cortar la coliflor en ramilletes, lavarla y hacer al vapor o hervir. Con unos 15-20 minutos es suficiente.

Para la salsa: picar las cebollas y sofreír con un poquito de aceite y sal. Cuando ya esté pochadita la cebolla, incorporar la 1/2 cucharada de  harina de maíz y remover un poco para que luego la salsa no nos sepa a harina. Echar una pizca de nuez moscada y de pimienta negra al gusto. Sin dejar de remover, ir incorporando agua poquito a poco, hasta que vaya espesando y tenga una textura de salsa. Por último, batir con el 1/4 de pimiento rojo.

Para presentarla poner la coliflor en el plato, echar nuestra salsa por encima y espolvorear un poquito de eneldo.

Y a disfrutar!!!!

Si te gustan las recetas no olvides suscribirte al blog en la derecha de la página, para que te lleguen todas las novedades y comparte con tus amistades. Un beso!!

Sandra González Murga

Soy Sandra, ayudo a personas con fibromialgia a recuperar su vida y su alegría, a través de coaching emocional, nutricional y desarrollo personal. Puedes descargar gratis mi "Menú diario para ganar a la Fibromialgia" para nutrir tu cuerpo y tu salud.

More Posts - Facebook