¡Muy buenos días!

Hoy he amanecido en un día lluvioso y tranquilo. ¡Como me gustan los domingos y como me gusta que llueva!

Iba a hacer deporte lo primero, pero he decidido dejarlo para la tarde y me he metido en la cocina a preparar el desayuno calentito de hoy para poder enseñártelo.

De pequeña, me encantaba el arroz con leche que hacía mi madre, lo recuerdo como si fuera ayer… además siempre quería comérmelo caliente, porque no aguantaba hasta que enfriara, de lo rico que estaba. Pero nunca me dejaba…  Pues ¿sabes qué? Hoy si que se puede. Solo espera a que se temple para no quemarte la lengua, ¿eh? yo no me hago responsable… jajaja.

Como estarás suponiendo, la receta de hoy, algo tiene que ver con el arroz con leche… y es que la textura es muy similar. 

He usado trigo sarraceno, porque tarda poquito en hacerse comparado con el arroz integral y además, tiene un índice glucémico menor, aparte de ser muy rico en antioxidantes, minerales, fibra natural, tiene los 9 aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B, ácidos grasos… ¡vamos, una maravilla de la naturaleza! ¿no crees?

¿Vamos con la receta?

QUÉ NECESITAS

  • 1 taza de trigo sarraceno.
  • 3 clavos aromáticos.
  • 1 semilla anís estrellado.
  • Piel de medio limón.
  • 2 vainas de vainilla.
  • 3 cucharadas soperas de azúcar de coco.
  • 3 tazas de bebida vegetal.
  • Canela (si te gusta para aderezar al final)

CÓMO SE HACE

Poner a hervir la bebida vegetal con la piel del limón, los clavos, el anís estrellado y las vainas de vainilla. Incorpora el azúcar de coco y remueve.

Cuando haya cocido unos 2-3 minutos retira los clavos y el anís e incorpora el trigo sarraceno. Deja cocer a fuego bajo hasta que esté aldente, unos 15-20 minutos.

Lo de retirar los clavos y el anís es porque luego va a ser difícil encontrarlos y masticarlos no es agradable, al menos para mí.

Deja templar un poquito, emplata y decora con el limón y la vainilla. Si quieres puedes espolvorear canela por encima.

Espero que te guste la receta, la hagas y me cuentes qué te ha parecido.

Recuerda que puedes dar me gusta, compartir la receta, o comentarla, estaré encantada de leerte.

Te mando un beso enorme.