HELADO DE PLÁTANO CON CARAMELO DE DÁTIL Y TOPPING DE CHOCOLATE PURO

  

Buenas tardes!!!

Hoy os quiero mostrar una receta sencillísima y riquísima a la vez. Me apetecía pegarme un capricho, pero ya sabéis, tiene que ser un capricho saludable, nada de azúcares refinados, ni lácteos, ni aditivos.

Es posible comer dulces sin remordimientos, y esta es una fácil manera de hacerlo.

 

 ¿QUÉ NECESITAMOS?

1 plátano maduro congelado.

2 dátiles activados.

Una cucharadita de cacao puro en polvo.

Una cucharadita de nibs de cacao puro.

Un chorrito de agua.

Una batidora de vaso (yo he usado mi adorada Thermomix)

 

¿CÓMO SE HACE?

Lo primero es dejar en remojo los dátiles en agua durante varias horas y poner el plátano en el congelador también durante algunas horas, puedes guardarlo pelado o sin pelar, en mi caso, los congelo con la piel, así no tengo que usar papel film o ensuciar un recipiente. A mí me gusta tener siempre alguno listo, lo que hago es congelar los plátanos que veo que no me va a dar tiempo de comer y se pueden estropear porque ya están demasiado maduros.

Bien, lo siguiente sería retirar el agua de los dátiles y quitarles el hueso. Los ponemos en la batidora con un chorrito de agua y batimos a una velocidad baja-media, para que no se nos esparza por todo el vaso, vamos jugando con la velocidad hasta que consigamos la textura de un caramelo. Apartamos en un bol.

Limpiamos el vaso para que no quede nada y lo siguiente es batir el plátano, que va a convertirse en nuestro helado. Sacamos a un bol y emplatamos intentado conseguir la forma de bola típica con el utensilio necesario o una cuchara grande. Esto será más sencillo según el punto de congelación del plátano.

Echamos por encima nuestro caramelo de dátil. Y ponemos de topping lo que nos apetezca, yo he usado nibs de cacao puro y cacao puro en polvo porque me encanta la combinación que hacen, pero se puede usar coco rallado, pasas, mezquite,… esto va al gusto de cada uno/a.

Espero que lo probéis y me contéis qué tal. Está delicioso, ya veréis.

Ya sabes, si te ha gustado, da click a me gusta, comparte o suscríbete al blog para no perderte ninguna receta.

Un besazo y nos vemos el domingo que viene.