untitled

¡¡¡Buenas tardes!!!

Antes de nada, espero que hayáis disfrutado del fin de semana haciendo aquellas actividades que más os gustan, porque es necesario que aprovechemos los días de descanso para salir del estrés y la rutina de cada día para ser más felices y comenzar la semana con las pilas recargadas y llenos de energía.

Hoy quiero hablaros sobre las recomendaciones generales que suelo dar a todas las personas que pasan por mi consulta. Es muy importante que estemos bien alimentados para conservar la salud.

Casi todo el mundo opina que lleva una alimentación “sana” en cuanto comen menos fritos o pocas grasas, pero hay muchas otras cosas que nos perjudican y que, gracias a la publicidad y la educación alimentaria que hemos recibido, se toman de forma habitual sin ser conscientes del daño que hacen a nuestro organismo.

Muchas de las enfermedades “modernas” tienen base en la alimentación actual, así que mi función con este artículo es intentar aclarar qué generan algunos productos que se consumen a menudo y que habría que evitar o disminuir su consumo.

Es mucho más importante lo que sacamos de la dieta, que introducir nuevos alimentos o suplementos.

Azúcar blanco: Sube los niveles de insulina en sangre, aumenta el colesterol, genera acné y “gracias” al proceso de refinamiento que sufre con altas temperaturas y los elementos utilizados para su blanqueamiento, provoca que se desmineralicen nuestros huesos y dientes. Es considerada diez veces más adictiva que la cocaína.

Harinas blancas o no integrales: No alimentan, ya que en el proceso de refinamiento pierden los nutrientes que poseían, así como la fibra necesaria para su digestibilidad. Genera adicción.

Leche animal: No hay ningún mamífero que se alimente de leche materna durante toda su vida, y mucho menos de la leche de otro mamífero distinto a su especie. Por otra parte, el proceso de pasteurización a altas temperaturas para eliminar las bacterias que pudiera contener hace que pierda minerales, encimas y otros micronutrientes,  eso unido a la cantidad de antibióticos que se administran a las madres lactantes, ya que el sistema de ordeño les genera una mastitis casi toda su existencia. Ya existen estudios que corroboran que los lácteos que se consumen están tan desnaturalizados que provocan en los países donde hay un mayor consumo de ellos, se encuentran las tasas más altas de osteoporosis. Además el calcio proveniente de alimentos animales no es fácilmente asimilable por nuestro organismo, como lo es con el calcio vegetal.

Ahumados: Podría parecer que son alimentos inofensivos, pero el humo que se utilizan para dar su sabor característico es cancerígeno.

Alimentos envasados en general: bebidas carbonatadas, embutidos, dulces, margarinas, etc. Todos llevan químicos añadidos que nuestro cuerpo no reconoce y dañan nuestra salud, así como un exceso de azúcares, grasas trans, y sal refinada. Este grupo es uno de los más importantes a evitar.

Sal refinada común: Al igual que con el azúcar y las harinas blancas, el alto procesamiento hace que pierda todos los minerales que poseía, por lo que, de usar sal, sería positivo cambiarla por sal marina o sal de Himalaya, y hacerlo con moderación. Ya que hace retener líquidos innecesarios, así como generar hipertensión, entre otras cosas.

Café y te negro: Acidifican la sangre, lo que genera que no asimilemos el hierro y el calcio de los alimentos que tomamos.

También nos afectan el alcohol, el tabaco, los fritos, el alto consumo de proteína animal y grasas saturadas.

Por lo tanto, mientras menos consumo hagamos de todos los productos de este listado, mejor nos encontraremos y estaremos ayudando a nuestro cuerpo, el que nos permite vivir, a estar más saludable.

Espero ayudar a alguien a abrir los ojos y a llevar una vida más saludable, no olvidéis que es igual de importante estar bien a nivel emocional y hacer deporte de forma habitual.

Si te ha gustado ya sabes, da me gusta, comparte, suscríbete al blog.. puedes despertar en alguien la llamada de una alimentación  más sana y natural.

Nos vemos el próximo domingo. Besooooooooooooooos