LOS BATIDOS VERDES II

batido melón

A raíz del post de la semana pasada he recibido muchas preguntas, muchas de ellas orientadas a qué se les podía echar a los batidos verdes. Cierto es que fue un artículo muy genérico, así que he decidido volver a escribir sobre el tema para poder aclarar algunas de esas dudas y también  hacer un recopilatorio con algunas recetas para que podáis probarlos.

Las recetas son algunas de las que yo fui sacando por internet cuando yo comencé a probarlos, porque como os dije, yo ya lo que hago es abrir el frigorífico, mirar el frutero y echar de lo que haya, mi paladar ya se acostumbró al sabor del “verde” y me gusta casi cualquier combinación.

Me gustaría poder citar las fuentes de dónde saqué cada receta, pero la verdad es que no lo recuerdo, espero que nadie que se moleste, pero las anotaba los ingredientes en una libreta y nada más.

El primer consejo que quiero daros es que si no los habéis tomado nunca es importante ir acostumbrando a nuestro cuerpo con los sabores, por lo que lo mejor es comenzar echando al batido más cantidad de fruta y poca hoja verde. He hablado con personas esta semana que han probado a hacer alguno en casa y no les ha gustado y eso es porque no todo el mundo está preparado para sabores muy intensos a verde, lo ideal es comenzar por poco e ir aumentándolo conforme os lo vaya pidiendo el cuerpo, cosa que pasará, casi con total seguridad.

El segundo consejo para hacerlos más apetecibles al principio es endulzarlos, bien con estevia, en gotas o en hojas o por ejemplo con un chorrito de sirope de ágave, así también se suavizarán los sabores del batido.

El tercer consejo, es que los hagáis con una batidora potente y a ser posible de vaso, para que no os encontréis grumos porque puede no pareceros agradable, si no tenéis este tipo de batidora, lo que podéis hacer es colarlos, bien con un colador, o con una bolsa de filtrar, en este caso el batido casi se convierte en un zumo, pero mucho mejor que gusten desde el principio a que no volváis a tomarlos porque no haya sido una experiencia satisfactoria.

Y por último, no hacer muchas mezclas hasta que te hayas acostumbrado y te apetezca comenzar a innovar, MENOS ES MÁS, así que un solo tipo de fruta, un solo tipo de hoja verde y el endulzante si lo necesitas o si no, usar recetas que encuentres en internet o en libros que ya hayan sido testadas, y no hacer mezclas raras.

Vamos ahora con los ingredientes base de los batidos:

¿Qué vas a necesitar?

  • Fruta de la que más te guste: mango, papaya, manzanas, naranjas, melón, sandía, fresas, frambuesas, arándanos, grosellas, mandarinas, pomelos, kiwi, coco, albaricoque, melocotón, nectarina, higo, caqui, ciruela, pera, uva, piña, etc.
  • Hojas verdes: espinacas, hojas de remolacha (estas dos son mis preferidas en batidos), col, endivias, lechuga, canónigos, hojas de zanahoria, apio, acelgas, hojas de menta, hojas de hierbabuena, perejil, etc.
  • Endulzantes natura: estevia, sirope de ágave, sirope de savia, azúcar de coco, panela, etc. (para diabéticos sólo estevia, ya que los demás provocan una subida de índice glucémico en sangre.
  • Agua, a poder ser filtrada o mineral. Incorporar al gusto, hasta que el batido tenga la consistencia que nos apetezca.
  • Para los más avanzados, podéis incorporar superalimentos o alguna hortaliza, saborizantes naturales como el cacao puro en polvo, extracto de vainilla, etc.

Algunas recetas:

  • Mi batido preferido 1: espinacas con mango y agua.
  • Mi batido preferido 2: melón con hierbabuena y agua.
  • Recetas con las que yo comencé mi aventura de los batidos verdes:
  • Piña natural+ hierbabuena+ agua.
  • Hierbabuena+ arándanos+ agua.
  • Manzana+ perejil+ arándanos+ agua.
  • Sandía+ lechuga+ agua.
  • Piña natural+ agua de coco+ una hoja de acelga.
  • Melocotón + hojas de remolacha + agua + estevia.
  • Albaricoques + espinacas + agua + estevia.
  • Frutos rojos + lechuga + agua + sirope de ágave.
  • Nectarinas + canónigos + agua.
  • Caqui + hojas de remolacha + agua.

Espero que la información os sea útil y que os animéis a probar, los batidos verdes enganchan y no puede haber una adicción más sana.

Ya sabes, si te ha gustado, da click a me gusta, comparte, envía por correo…

Nos vemos el próximo domingo.

Un besazo