Escribo el post de hoy para animaros a probarlos, desde que los descubrí estoy enganchada a ellos, no hay nada que me dé más energía por las mañanas, a parte de los puding de chía, es mi desayuno preferido.

Me rio yo de mi etapa en la que necesitaba café para espabilarme por las mañanas. Un batido verde sí que despierta de verdad y no sólo a nivel físico, si no los sentidos, porque se pueden hacer miles de combinaciones y está riquísimos.

Nuestro cuerpo tras las horas de descanso nos pide glucosa y no hay mejor forma de dársela que a través de la fruta y no de azúcar refinado. Y por otra parte le aportamos las hojas verdes, que están cargadas de nutrientes y fibra. Los batidos verdes oxigenan la sangre, ayudan al hígado a depurar y favorecen la eliminación de toxinas.

Hay muchas personas que se hacen un lio entre los zumos y los batidos verdes. La diferencia es la siguiente.

En los zumos se exprimen las frutas y verduras que vayamos a utilizar y se retira la pulpa y la fibra de las mismas, para hacerlos necesitamos un exprimidor, o también podemos hacer un batido con una batidora, de vaso es la mejor opción, y filtrarlo.

En el batido, en cambio, no se retira nada, sólo la piel y las semillas si queremos. Por lo tanto tiene toda la pulpa y la fibra. A mí personalmente me gustan más los batidos.

Lo bueno de estos últimos es que generan un pico glucémico menor en sangre, tienen más nutrientes, son estupendos para regular el tránsito intestinal y tarda más en tener hambre que con un zumo. Aunque esto va en función de las personas.

Los batidos verdes proporcionan las vitaminas, minerales, carbohidratos saludables y la fibra que necesitamos para comenzar el día.

Es una suerte que se estén poniendo de moda, aunque en España es difícil aún encontrarlos en sitios no especializados en comida vegana o vegetariana, pero espero que pronto surja algún/a emprendedor/a que empiece a extenderlos y podamos tomarlos como comidas o tentempiés al igual que encontramos en muchas calles pastelerías o sitios de comida rápida.

Os dejo la foto de mi batido de esta mañana, es mi preferido!!! El de espinacas con mango. Le he echado un mango sin piel ni semilla, sólo la carne de la fruta. Un puñado grande de espinacas y dos vasos de agua filtrada. ¡Espectacular!

  
¿Cómo se hacen?

Os dejo un link con bibliografía sobre los batidos por si queréis saber más o buscar recetas, aunque mi consejo es que probéis en casa con lo que tengáis.

https://www.google.es/search?sourceid=navclient&aq=&oq=batidos+verdes+libro&hl=es&ie=UTF-8&rlz=1T4GZEU_esES518ES518&q=batidos+verdes+libro&gs_l=hp…0.0.0.1.2501209………..0.z5Ir1IMVbHw#q=batidos+verdes+libro&hl=es&tbm=shop

Yo soy más de combinaciones sencillas: un solo tipo de fruta y un solo tipo de hoja verde (espinaca, acelga, lechuga, col…) y si alguna vez mezclo alguna fruta suele ser con manzana, que combina con todo y le da un toque especial a los batidos.

Si os gustan más dulces siempre podéis echar unas hojas de estevia o sirope de ágave. Y a disfrutar!

Y ya sabes! Si te ha gustado da me gusta, comparte y/o suscríbete al blog. Hasta la semana que viene!!

Sandra González Murga

Soy Sandra, trabajo con personas con fibromialgia a recuperar su salud, su vida y su alegría con un método propio, a través del cuál te ofrezco las herramientas necesarias para ganar al dolor, en todos los sitios en los que esté. Puedes descargar gratis mi "Menú diario para ganar a la Fibromialgia" para nutrir tu cuerpo y tu salud.

More Posts - Facebook