¡Qué contenta estoy! Qué rico y que sencillo el plato que os traigo hoy. 

Ahora que ya ha comenzado el frío el cuerpo nos pide platos calentitos más a menudo, aunque no debemos olvidarnos de tomar nuestros crudos en la medida de lo posible, que son los que nos cargan de nutrientes y no generan tanto tóxico en nuestro organismo cuando los digerimos.

Cómo habéis podido comprobar la quinoa se ha convertido en una imprescindible en mi cocina, no sólo porque me gusta su sabor, sino por ser una importante fuente de proteínas vegetales y más propiedades y que a diferencia de las legumbres, se digiere muy bien.

La receta de hoy es para dos raciones.

QUÉ  NECESITAMOS

3 puerros

1 pimiento rojo grande

1 calabacín mediano

1 pizca de sal (yo he usado de hierbas)

1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Unas hojas de albahaca fresca

CÓMO DE HACE

Lavar y hervir la quinoa durante 15 minutos y dejar reposar (1 medida de quinoa- 3 de agua).

Lavar las verduras y echar en el vaso de la Thermomix, picar 8 segundos velocidad 4. Si no tienes una procesadora de alimentos pica las verduras a mano y coloca en una sartén.

Echar el aceite y una pizca de sal y programar 9 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad 1. Yo le he echado muy poquito y puesto el tapón para que se pudieran cocinar con menos aceite. Al igual que antes, si lo haces manual es ir moviéndolo de vez en cuando para saltear las verduritas.

Poner la quinoa en un plato, acompañar con las verduras y adornar con unas hojas frescas de albahaca, a la hora de comer, picarlas e incorporarlas a la receta.

Tachán!!!!

 IMG_9303
Espero que te haya gustado! Si es así da a me gusta, comparte y/o suscríbete al blog.  

Un besoooo y Nos vemos el próximo domingo.