Hoy nos adentramos en el mundo de las adicciones con el tercer post de la saga: Claves para mejorar la salud.

Se que es un tema muy controvertido y además, cuesta mucho el que asumamos ciertas adicciones como nuestras, el caso es que prácticamente todo el mundo tenemos alguna o varias, y la mayoría de ellas son perjudiciales para nuestra salud, sobre todo si tenemos en cuenta lo que genera a nivel de sistema nervioso, cerebral, mental, emocional, de ansiedad, de necesidad de control o descontrol. Seguro que sabes de qué te estoy hablando.

¿Y por qué quiero hablaros de las adicciones? Pues porque si no somos conscientes de ellas no vamos a poder ponerles remedio nunca, así que hoy el ejercicio es saber si eres o no adicta a algo. Saca tu libreta con las respuestas del ejercicio que te propuse en el primer post y mira a ver que pusiste en el apartado de adicciones.

Antes de nada ¿Qué es una adicción? Según la RAE (Real Academia de la Lengua Española?

  1. Dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico.
  2. Afición extrema a alguien o algo.

Como veis es fácil incurrir en alguna adicción, pero muchas veces no las consideramos tal, porque no somos capaces de medir la repercusión negativa que puede estar teniendo sobre nuestra salud.

Por ejemplo hay personas que creen que tomar azúcar de forma habitual no es malo, o usar mucha sal, o tener que estar mirando el whatsapp cada 5 minutos, o mirar el correo 20 veces al día… y dicen ¿Pero eso que tiene de malo? Pues siento decirte que todas pueden ser adicciones y tener efectos altamente perjudiciales.

Voy primero a deciros síntomas comunes de ellas y luego veremos distintas posibilidades para que puedas analizar si te sientes identificada con alguna de ellas. De nuevo vas a necesitar tu libreta chula que decidiste que sería para hacer los ejercicios conmigo y un bolígrafo. Llévala contigo siempre que puedas.

handcuffed-1251664

  • Necesidad imperiosa de algo: fumar, tomar café, sexo, compras, tomar alcohol, juegos de azar, videojuegos, pastillas para dormir, mirar el móvil, revisar el correo, llamar a alguien, ver a alguna persona en concreto, tomar medicamentos, ir al gimnasio, tener pareja, chucherías, excusarnos, quejas, ver lo negativo, trabajo, … (Aquí solo he puesto algunas de las más comunes, si tú tienes otras añádelas a tu libreta)

Cuando las ganas por algo son más fuerte de lo normal y no es algo de una ocasión puntual, empieza a fijarte, cuántas veces te pasa a lo largo del día, ¿y a lo largo de la semana? Te vendría bien hacer anotaciones cuando detectes estos momentos, para luego poder analizarlos.

  • Ansiedad: Iría de la mano del anterior, si no conseguimos “ese algo” empezamos a ponernos nerviosas, angustiadas, irascibles. ¿Te pasa? Cuando tengas el listado anterior, anota al lado del momento que has dejado por escrito, cómo te sientes.
  • Rumia: Rumiar es cuando una idea es persistente en nuestra cabeza, le damos mil vueltas a lo mismo, no nos permite concentrarnos en algún momento, pensamos en ello cuando estamos en otra cosa o incluso no te deja conciliar el sueño. Mira de nuevo tu listado, ¿rumias una o algunas de las situaciones que tienes recogidas en el listado?
  • Procrastinar: Dejar de hacer cosas que sabes que debes hacer, o cosas que te encantan o apetecen por dedicarle tiempo a algo del listado de arriba. Aquí hay una señal inequívoca de que algo no está bien, ya que esa adicción nos controla y dejamos de hacer otras cosas, bien obligaciones, bien cosas que nos satisfacen. Vuelve al listado y analiza si alguna vez has dejado de hacer algo, si luego no te has sentido bien, si has dejado de lado a alguien, si te has dejado de lado a ti. Es importante que dejes por escrito esas situaciones.***

Ya tienes todo el trabajo duro hecho y ahora bien ¿Te sientes identificada con alguna de ellas? Si es así, ya vas por delante de mucha gente, porque ya eres consciente, ahora tienes que intentar trabajar ese aspecto para que seas tú la que tiene el control sobre la situación y no al revés.  No tienes que abandonarlo todo, sino que seas consciente y sólo lo hagas cuando realmente te apetezca. ¿Sabes por qué?

Porque a la larga pueden afectar de manera grave a la salud, sólo os enumero los efectos generales, como ya sabéis, luego cada adicción en concreto tiene unas consecuencias:

  • Si sufres los 4 síntomas de los que te hablé más arriba, siento decírtelo, pero no estás disfrutando de la vida, están viviendo en piloto automático y machacándote sin necesidad.
  • A nivel emocional y mental, producen trastornos de conducta, insomnio, depresión, ansiedad, tristeza, euforia no real, entre otras. También predominan en personas con adicciones patologías de tipo circulatorio, digestivo, fatigas crónica, fibromialgia e incluso tumores.
  • A nivel económico: en la mayoría de los casos hay un coste que resulta elevado y que perjudica tu economía.
  • A nivel relaciones: como el carácter suele verse afectado, a veces da lugar a enfrentamientos con otras personas, se pierden amistades, confianza, se alejan de nosotras, se rompen parejas.

 ¿Verdad que es mejor tener ninguna adicción o las menos posibles?

Pues ahora vamos al meollo de la cuestión. Qué puedes hacer para solucionar tu problema.

Normalmente cualquier adicción la usas para llenar algún vacío, ésto está  más que corroborado y demostrado. Por lo que el ejercicio principal es detectar la necesidad que nos hace recurrir a la adicción una y otra vez.

Para ello vuelve a tus anotaciones y léelas las veces que sean necesarias, si has hecho lo que te he pedido, seguro que vas a poder intuir cuáles son esas necesidades. Te doy una pista más, suelen ser necesidades para contigo misma,

¿no te escuchas? ¿no sabes decir que no? ¿das prioridad a otras personas?¿no te permites estar triste? ¿no te permites estar sola? ¿te mimas lo suficiente? ….

Analiza y date todo aquello que necesitas. Se adicta al amor por ti misma y por los demás, pero sin ir nunca en contra de tus necesidades. Se adicta a la felicidad. ¿No prefieres estas adicciones?

Adelante, si necesitas consejo, usa este blog. Las lectoras y una servidora, estaremos encantadas de echarte una mano y compartir experiencias.

Si crees que puede ayudar a alguien no te olvides de compartir.

Te mando un besazo enorme.

Sandra González Murga

Soy Sandra, ayudo a personas con fibromialgia a recuperar su vida y su alegría, a través de coaching emocional, nutricional y desarrollo personal. Puedes descargar gratis mi "Menú diario para ganar a la Fibromialgia" para nutrir tu cuerpo y tu salud.

More Posts - Facebook