¡De verdad que a veces me sorprendo como las recetas simples muchas veces son las mejores!

Ya sabes que soy de improvisar, te lo cuento a menudo, para que veas que no solo comen bien aquellas personas que planifican su menú semanal. Y mira que yo siempre he sido mucho de dejar poco a la improvisación… pero con la cocina es diferente, es lugar en el que me dejo llevar por la inspiración. Y desde hace un tiempo intento que esta conducta forme parte del resto de mi vida. Salir de la rigidez mental para conmigo misma y para con los demás. ¡Basta ya de exigencias! Hemos venido a disfrutar de la vida y cada vez tengo más claro que es bueno a veces dejarse llevar…

A lo que iba, el otro día pasé por mi frutería habitual para ver que cositas ecológicas habían traído, y entre todas las delicias, tenían una setas shiitakes de esas que te llaman y no puedes evitar coger.

Quién me iba a decir a mi, que hasta que tuve 20 años no me gustaban las setas, que me iba a convertir en una fan irremediable.

Estuvieron un par de días dando vueltas por el frigorífico hasta que me decidí a prepararlas para la comida del día siguiente. ¿No te pasa a veces, que compras algo con muchísimas ganas, pero luego remoloneas y no le haces caso? Pues eso me estaba pasando a mi con ellas, así que no lo dejé más porque al final se iban a estropear y eso si que lo llevo mal… a veces termino haciendo revueltos de 20 verduras con tal de no tirar nada, jajajaja. Menos mal que me gusta todo…

Pensé en prepararlas a la plancha únicamente pero… como no eran para comerlas en el momento descarté la opción. Vi que tenía cebolla y pimiento y dije…. ya está, salteado!!!! Y así surgió está receta…

QUÉ NECESITAS

  • Aceite de sésamo.
  • Setas shiitake
  • Cebolla
  • Pimiento verde
  • Pimiento rojo
  • Sal marina o del Himalaya
  • Garam Masala: Conjunto de especias típico de la India que suele incluir especias como el comino, el clavo, la nuez moscada, la canela, pimienta negra, chile en polvo, cardamomo y cilantro.  

CÓMO SE HACE

  • Poner a calentar un chorrito de aceite de sésamo en una sartén y echar la cebolla picada. Poner una pizca de sal y dejar pochando.
  • Lavar y cortar los pimientos en tiritas e incorporar a la sartén cuando la cebolla está a medio cocinar. Ir removiendo hasta que empiecen a dorarse.
  • Lavar y trocear las setas. Yo lo hago con las manos, pero si prefieres puedes cortarlas a tu gusto.
  • Poner otra pizca de sal y saltear durante unos 5 minutos.
  • Echar garam masala al gusto, en mi caso poquito, porque no me gustan las comidas muy picantes. Remover y retirar.

Ves que es sencillo el plato ¿verdad? Pues espero que el sabor te sorprenda tanto como a mi y lo disfrutes. Ya sabes, comer saludable no es aburrido.

Si te ha gustado no olvides compartir, da me gusta, comentar, lo que quieras, pero hazme saber que estás ahí, ¿vale? Que eso es lo más bonito de escribir este blog.

Te mando un beso enorme.